Skip to main content

El amor de nuestras vidas…

     

Era una tarde de abril, sentada en una banca de un jardín cualquiera de la ciudad, entre las páginas de un libro fue donde apareció la incógnita…

¿Realmente existirá aquello que todos llaman “el amor de mi vida”?

Fue entonces que decidí caminar sin rumbo fijo, admirando la belleza que emanaban de las parejas que transitaban, puse atención en sus rostros, y todo apuntaba a que algunos estaban con la mujer de su vida, otros, con el ser que les despertaba ilusiones, y unas tantas sus ojos brillaban de una manera peculiar.

Me acerqué a una chica, alta, de cabellos castaños, y una figura exageradamente perfecta, comencé a entablar una pequeña plática y fue entonces el momento oportuno para cuestionarle si realmente creía en la existencia del “amor de su vida” a lo que ella respondió:

—No, no creo que en la tierra alguien pueda recibir ese término, pero sobretodo que sepa portarlo- a lo que le cuestioné el porqué de su afirmación y dijo:
“Es sencillo, quizás podrías pensar que a simple vista yo puedo poseer todo aquello que una mujer anhela desde pequeña, si, tengo que reconocer que muchos creen que soy el prototipo perfecto de todo hombre, y que aquel que tenga mi compañía jamás en su vida pensaría en serme infiel, porqué en mi lo encontraría todo. Pero la realidad no es así, mi vida se ha vuelto vacía cada que emprendo una relación, y tu te preguntarás ¿porqué? debo reconocer que he estado con hombres sumamente hermosos a la vista, pero que al convivir me he topado con sorpresas; muchos de ellos, sólo se han acercado a mi a ilusionarme, fingiendo amor sólo para recibir sexo, y yo estúpidamente les creí. No es fácil sobrellevar relaciones en las que se basan de apariencias, y cuando entrego lo mejor de mí, simplemente desaparezcan…      Hace poco, encontré a quien yo suponía que era “el amor de mi vida” duramos algunos meses en los que todo era miel sobre ojuelas, pero de manera inexplicable se convirtió de ser un príncipe encantador, a el ogro del cuento, sí, me enfrenté a la más absurda de las traiciones, y fue entonces cuando dejé de creer en el amor…”
Analicé lo que aquella chica había dicho, y caí en la cuenta de que en ocasiones no basta con tener una cara bonita si al final sólo es eso lo que los chicos de ahora buscan, ¿será que el amante a la antigua realmente ha desaparecido? ó ¿será que las chicas no saben elegir bien a la persona con la que quieren compartir su vida? En lo personal, yo considero que el “AMOR DE LA VIDA” no existe, y lo digo por lo siguiente:
     Cuantas veces hemos hecho una lista de las actitudes que deseamos tener en una pareja, alguna vez te haz puesto a pensar en la capacidad de amar de los demás, ¿que tan [email protected] estás a que jueguen con tu sentir? en el qué hacer en casos de emergencia emocional, donde tu quieras llorar, abrazar, gritar, expresar lo que tu corazón ya no puede callar, y que aquella persona que hoy camina a tu lado sea capáz de entender y afrontar. Dicen que las mujeres no son fáciles de entender, pero ¿ellos realmente saben como hacerlo?
El amor de nuestras vidas se forja día a día, detalle tras detalle, cuando aprendemos a creer en la imperfección del otro sin importar lo que piensen los demás…

     Amor es aquello que te mantiene vivo, que alimenta las ilusiones cada día incluso en aquellos en que quisieras desaparecer de la faz de la tierra.

     Hoy te invito a que trates de ser el amor de la vida de alguien más, cree, sueña, pero sobre todo vive la realidad, mantén los pies en la tierra, aprovecha los instantes para proyectar realmente quien eres, no tengas miedo, que el amor no le teme a nada, ni siquiera a lo desconocido….

Sarilú

Guanajuatense, estudiante d Administración Pública UASLP, soñadora, cursi d nacimiento, mi hobbi: la fotografia

3 comentarios en “El amor de nuestras vidas…”

  1. yo creo que decir que alguien es “el amor de nuestra vida” no es sencillo y tendemos a equivocarnos, creo que sabremos que alguien es “el amor de nuestra vida” cuando lleguemos al final de nuestros dias con esa persona que te quiere por como eres, por lo que eres, por como piensas, por lo que dices, por como actuas, esa persona que te ama mas haya de una cara bonita, un cuerpo perfecto, que te ama simplemeten por ser mujer, y que te hace ser bella por el simple hecho de amarte….

  2. “Los hombres cambian, sólo el amor permanece” Es una frase de Paulo Coelho, que ejemplifica perfectamente lo que nos pasa a los seres humanos, en varios momentos de nuestras vidas, podemos llamar a las personas que se encuentran con nosotros como pareja ” el hombre de mi vida” “la mujer de mi vida”, en lo personal me ha pasado y descubrí que en su momento lo fueron y que,el amor tomó otra forma después y vino a mi con otra cara, con otro cuerpo, con otro corazón, pero que en esencia era el Amor mismo…. Es imposible amar con todo el corazón a una sola persona en la vida, de que creo y siento que hay alguien especial para cada quien lo creo y lo siento así, pero de que nos cerremos a vivir las experiencias que se nos presentan con otras personas es otra cosa, nunca sabrás si es esa persona hecha especialmente para ti, si no le das la oportunidad, además que todas y cada una de las experiencias que vivimos nos hacen crecer, todas son valiosas, todas…. saludos !!

  3. “El amor de mi vida lo elegiré el día que me muera, no antes”.
    Es una frase que siempre me digo ¿sabes por qué?
    Porque quizá hoy tenga un nombre y un código postal pero soy joven y el destino es incierto, si bien depende de mí que la vida tome cierto sabor o cierta dirección, no lo sé de hecho y es así como me concedo abrirme el presente en aras del futuro a que en algún lugar puede estar el verdadero amor de mi vida, o no; quizá si es él, pero eso lo decidiré el día que me muera, no antes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.