Skip to main content

Un pequeño corazón

Había una vez un pequeño corazón que quería pertenecerle a alguien.

Los besos y las caricias siempre querían comerlo o tocarlo, pero él no deseaba otra cosa que ser amado.

Una vez se entregó al corazón equivocado, esos que se esconden detrás de un deseo y suelen ser vacíos por dentro. Herido, el corazón tardó tiempo en recuperarse pero jamás dejó sus sueños atrás y salió nuevamente para encontrar el amor.

El corazón esperó paciente buscando entre la gente, sin perder la esperanza terminó por perder la razón, entonces, el pequeño y loco corazón dejó de buscar dueño cuándo así mismo se encontró.

Pues sólo quién se pertenece y ama así mismo encuentra por fin lo que tanto buscó y el pequeño corazón creció y se convirtió en un gran corazón que fue muy amado. Intenso, grande y loco él también amó.

— No digo FIN —

…porque en realidad fue un comienzo.

Ref: http://twitter.com/#!/eiran/status/90816179735756800

Eirán

Camino a convertirme en el hombre que quiero ser. Asertivo, apasionado y perseverante. En busca del equilibrio entre razón y emoción. Astronauta y emprendedor.

2 comentarios en “Un pequeño corazón”

    1. Cito el último párrafo de “Acerca de“:

      De eso se trata eón, no sólo de amar por amar, se trata de aportar un poco, una pizca de pegamento para tu corazón, de darte una herramienta, un impulso, una guía, una luz… lo que sea que necesites para que no te rindas, para que seques esas lagrimas una vez que hayas llorado lo que tenías que llorar y te levantes para comenzar esta maravillosa oportunidad llamada amor.

      No estás sola.

      Gracias a ti, mil veces gracias a ti.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.