Skip to main content

Como vivir una vida apasionada, Isabel Allende

Es muy reconfortante saber que siempre se puede aprender de otros y de su experiencia, aunque nada se compara en sí con vivir las cosas en carne propia, es la madurez es la que nos ayuda a digerir algo que no hemos comido, pero para eso somos es nuestra inteligencia y eso no nos quita lo soñadores, como a Isabel Allende cuya narrativa siempre es cautivadora, aunque nos hable de sus fantasías sexuales con Antonio Banderas después de una interesante plática de como vivir apasionadamente.

Página de referencia.

No te rindas

No te rindas, aún estás a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras,
enterrar tus miedos,
liberar el lastre,
retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros,
y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda,
y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma
aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
porque lo has querido y porque te quiero
porque existe el vino y el amor, es cierto.

Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
abrir las puertas,
quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que te protegieron,
vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa,
ensayar un canto,
bajar la guardia y extender las manos
desplegar las alas
e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños
porque cada día es un comienzo nuevo,
porque esta es la hora y el mejor momento.
porque no estás solo, porque yo te quiero.

– Mario Benedetti

Errores de cálculo en la mirada

El error es mirar lo de ayer con los ojos de hoy,
querer que las cosas vuelvan a ser igual
cuando tú ya no eres el mismo,
como si se pudieran reciclar los suspiros
o dar un mismo beso por segunda vez.

Los mudos no gritan, los sordos no ven la música,
con las cinco letras que se escribe tarde
no puedes escribir ahora,
el amor que fue, ese ya nunca vuelve.

– Marwan

 

Referencia: http://marwanblog.blogspot.mx/2011/01/errores-de-calculo-en-la-mirada.html

¿Te atreves a soñar?

Desde pequeños todos sabemos soñar. Dormidos y despiertos. Gracias a la potencia de nuestra imaginación creemos que somos capaces de cualquier cosa. Sin embargo, según crecemos perdemos esta maravillosa capacidad que luego tanta falta nos hace en la vida a la hora de ser creativos, de innovar, de cambiar nuestras vidas y de transformar nuestras empresas. Te invitamos a que te atrevas a soñar otra vez, a desafiar tu zona de confort, y a que disfrutes del placer de convertir tus sueños en realidad. ¿Te atreves a soñar?

Fuente: http://inknowation.com/blog/te-atreves-a-sonar/

Inglés: http://www.youtube.com/watch?v=HhFxQlDPjaY

Gracias Saúl que indirectamente me proporcionaste el enlace a este video mediante tuiter.

El principito y el nativo digital

Sé bien que mencionar que Le Petit Prince (El Principito) fue publicado un 6 de abril —mi fecha de cumpleaños— no es ningún mérito, pero en algún momento tenía que mencionárselos queridos lectores, pues más que un toque de ego es una fecha que con los años se va haciendo más o menos importante (dependiendo del punto de vista). Pues bien, el libro de Antoine de Saint-Exupéry es uno de mis favoritos, aunque puede ser fácilmente subestimado por su título infantil, puede convertirse en el favorito de muchos.

La siguiente imagen desde luego que no pertenece al libro, ni a su autor, pero sí me recuerda la simple honestidad con que El Principito describía cada mundo e interactuaba con sus adultos personajes. Les comparto:

734659_572517086109625_835244742_n

Mutual weirdness

“We are all a little weird and life’s a little weird, and when we find someone whose weirdness is compatible with ours, we join up with them and fall in mutual weirdness and call it love.”

Dr. Seuss

“Todos estamos un poco locos y la vida también es un poco loca, y cuando encontramos alguien cuya locura es compatible con la nuestra, caemos juntos en una locura mutua y la llamamos amor.”

 

Llorar a lágrima viva


Llorar a lágrima viva.
Llorar a chorros.
Llorar la digestión.
Llorar el sueño.
Llorar ante las puertas y los puertos.
Llorar de amabilidad y de amarillo.
Abrir las canillas,
las compuertas del llanto.
Empaparnos el alma, la camiseta.
Inundar las veredas y los paseos,
y salvarnos, a nado, de nuestro llanto.
Asistir a los cursos de antropología, llorando.
Festejar los cumpleaños familiares, llorando.
Atravesar el África, llorando.
Llorar como un cacuy, como un cocodrilo…
si es verdad que los cacuíes y los cocodrilos
no dejan nunca de llorar.
Llorarlo todo, pero llorarlo bien.
Llorarlo con la nariz, con las rodillas.
Llorarlo por el ombligo, por la boca.
Llorar de amor, de hastío, de alegría.
Llorar de frac, de flato, de flacura.
Llorar improvisando, de memoria.
¡Llorar todo el insomnio y todo el día!

 

— Oliverio Girondo

Recuerda que…

  • Tenemos el poder cuando estamos convencidos, cuando estamos decididos, cuando de verdad queremos algo. No hay obstáculo capaz de imponerse, si queremos podemos llegar más lejos, si queremos llegar más alto, si queremos… podemos hacer lo que sea. Sólo hay que proponérselo.
  • La vida es algo hermoso, siempre y cuando lo hagas a tu manera, sin dejar que nada ni nadie opine por ti…
  • Nunca dejes que nadie te arruine la vida.
  • No dejes de vivir los sueños y las ilusiones, sin ellos, la vida no tiene sentido.
  • No confíes en toda la gente que te rodea, a veces piensas que es la mejor persona del mundo y en realidad es un verdadero enemigo esperando atacar.
  • Anda siempre con la verdad, por mas dolorosa que sea, de todas formas vale más que una mentira.
  • Si algún día te sientes solo y sientes ganas de llorar, hazlo, muchas veces ayuda…
  • Ante cualquier problema; no huyas por miedo a enfrentarlo y no hay que olivar…

LUCHA COMO SI FUERAS A VIVIR SIEMPRE Y VIVE COMO SI FUERAS A MORIR MAÑANA.

—Mimax.

Diablo Guardián

Mírame bien: no soy Supermán.
Óyeme mujer, yo soy tu Diablo Guardián.
He venido hasta aquí para seguirte a ti,
mi boleto de regreso hace rato lo perdí.
Ya sé lo que dicen si me ven pasar:
tengo cola que me pisen y no sé rezar.
Yo soy aquel que explora tu interior,
soy Caín y soy Abel en tu retrovisor…
¡Mi Cielo!

Leer más