Skip to main content

¿Se te olvidan las contraseñas? Recuérdalas fácilmente.

Día a día dependemos de muchísimos servicios en línea, desde Facebook o Twitter, hasta Gmail y Netflix. Para cada uno tenemos una contraseña distinta, regida por un determinado número de caracteres o combinación de letras y números.

Y con justa razón lo hacen, sobra decir que es arriesgado tener una misma contraseña para todos los servicios, ya que si nos llegan a “hackear” una cuenta, prácticamente tendrían acceso a todas las demás. Pero, ¿cómo recordar tantas contraseñas distintas?

Leer más

El único planeta con WiFi

¿Por qué no deberías conectarte a redes WiFi abiertas?

¿Te has dado cuenta que una de las primeras cosas que hacemos cuando llegamos a un lugar nuevo es buscar una red WiFi, a la cual podamos conectarnos? Claro está, las redes WiFi nos ayudan a ahorrar y además funcionan más rápido que los datos celulares. Hoy en día, flotan en el aire cientos de redes. Basta escanear y buscar a qué red podemos conectarnos.

El WiFi simplifica nuestras vidas, pero es importante mantener nuestras redes y nuestros dispositivos protegidos. Los candados existen por una razón. No es que seamos egoístas y no queramos compartir nuestras redes con los demás, sino que nuestra privacidad debería ser una de las cosas más valiosas que tenemos y la deberíamos cuidar celosamente.

Del mismo modo, es necesario cuidar las redes a las que nos conectamos. Al conectarnos a redes abiertas que no conocemos, podríamos estar compartiendo con completos extraños toda la información que almacenamos en nuestros dispositivos, desde fotografías y conversaciones hasta contraseñas y datos bancarios.

¿Cómo se roban mi información?

Lamentablemente, robar información a través de redes WiFi abiertas es una práctica bastante común y está al alcance de cualquiera que adquiera dispositivos, cuyas funciones sean interceptar el tráfico de red de los dispositivos que se conecten a ellos.

Pinneaple Mark V

-Ah, pero yo no me voy a conectar.

Estos dispositivos son portátiles, cualquiera puede llevarlo oculto en una mochila pequeña y cambiar el nombre de su red WiFi a una en la que confíes como “Starbucks WiFi“, “InfititumMóvil“o “Axtel público“.

Lo más peligroso de estos dispositivos, es que tú no te das cuenta de que están robando tu información, pues el Internet funciona perfectamente, pero mientras tú navegas tranquilamente, hay personas que están capturando la información de tu dispositivo.

Te dejo aquí con un video en español del sitio Hacking México que explica el funcionamiento de este dispositivo y donde podrás darte cuenta de lo fácil que es para cualquiera conectarse a una red falsa.

En resumen

Evita conectarte a redes abiertas aún si son de cafeterías o lugares públicos, porque a primera vista no puedes saber si son redes reales o falsas. Confía más en las redes que te piden un usuario y una contraseña que te proporciona el establecimiento en el que te encuentras.