Mis manos a escribir se han negado,
ya no cuentan mis anhelos, ni quieren ponerlos en papel,
no quieren más vivir las palabras y solo han callado;
hasta que mis deseos sean cumplidos en tu piel.

Mi aliento sin suspiros se ha quedado
negándose a otra cosa que no sea besar tus labios
ya no juega, ya no sopla y dentro confinado,
a no ser que en tu boca pueda él vivir a diario.

Mis pensamientos uno a uno han escapado,
esperando encontrarte y por eso es que han huido,
en su fuga mis sentimientos han volcado,
y prometen no volver hasta amanecer contigo.

No tengo como evitar morirme lento;
ya no sé qué más te pueda yo decir,
sin manos para describirte lo que siento,
ni pensamientos que no sean ya de ti.

Un comentario en “No sé qué más decir”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.