Skip to main content

Ciao vida

Porque ciertamente llevas contigo mi vida; la que te presté, la que conocí y que no tenía —o no sabía que tenía—, la que me inventé cuando estamos juntos. Llevas contigo mi vida; mis ilusiones de abrazarte por tiempo indefinido, la de un beso robado y secuestrado y torturado, la vida que nunca me he atrevido —por tonto— a vivir a tu lado.

Te llevas en ese viaje de ida y vuelta un breve adiós y mi alegría esperando a saludarte. Mi vida porque muero en una triste e incómoda agonía de esperar en pausa tu regreso, el regreso de mi propia vida. Que has tomado —sin pedirlo— sin quererlo, porque te lo he dado —sin saberlo— no queriendo, domesticado.

— Ciao —, que significa un saludo y una despedida y un adiós y un hola de nuevo mi vida. Que me significa —quizás en mi imaginación— asegurarme tu retorno en vez de sólo decirte adiós, me significa que regresarás y traerás contigo —quizás en el bolsillo— mi vida, la que es tuya —porque te la he dado— y es mía —porque es mi día—.

Ciao vida, hasta pronto a las dos.

¿Qué significa “domesticar”? —volvió a preguntar el principito.
—Es una cosa ya olvidada —dijo el zorro—, significa “crear vínculos… “

 

Eirán

Camino a convertirme en el hombre que quiero ser. Asertivo, apasionado y perseverante. En busca del equilibrio entre razón y emoción. Astronauta y emprendedor.

2 comentarios en “Ciao vida”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.