in Pensamiento

Convicción

La ilusión es el combustible que arde en el centro de nuestra convicción…

Un combustible que enciende, calienta, da calor y color. Depende de las ilusiones, la forma en que estas iluminen nuestra vida y nos den cobijo o nos extingan rápidamente y hasta nos dejen sin oxígeno.

Nuestra convicción, es el motor, es el medio, es la determinación que nos transportará hasta alcanzar aquello que deseamos y por lo cuál no estaremos dispuestos a rendirnos, aún cuando las ilusiones escaseen, siempre que haya un mínimo de esperanza, los soñadores; tendremos la certeza de que así será.

Y llegado el momento, ambos son esencia.
Y no por alcanzar el sueño, sino son el sueño mismo.

Cómo dije antes, “mi misión no es lograr que me quieras, sino, yo quererte cada día más”

Write a Comment

Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Webmentions

  • Los Amorosos, Jaime Sabines « Eón

    […] de « Convicción Lo que busco en una mujer […]