Skip to main content

Olvido

Te ruego una dosis de tu boca,
padezco de esa enfermedad llamada olvido
y tu dulce néctar es de esas pocas cosas
que hasta ahora ha podido mantenerme vivo.

Te ruego me vengas a visitar,
como un médico que atiende en casa al enfermo
que dan su charla con medicina para curar
todo aquello que no involucra al cuerpo.

Te ruego me des dicha cortesía,
de venir a auscultarme en la cama que estoy postrado.
Poses dulces las manos en mi anatomía
y te introduzcas a ella de ser lo necesario.

Te ruego apresures lo que ambos sabemos,
y acudas como si la vida me pendiera de un hilo,
diagnostica tu amor tal como lo necesitamos y
hazlo antes de que se exhale un último suspiro.

Te ruego me asistas en esta enfermedad
que si la muerte en brazos me viene a encontrar
sea en un largo y dulce orgasmo que parta pues a mí letargo.
Donde al menos sepa que ahí no te voy a olvidar.

Eirán

Camino a convertirme en el hombre que quiero ser. Asertivo, apasionado y perseverante. En busca del equilibrio entre razón y emoción. Astronauta y emprendedor.

2 comentarios en “Olvido”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.