Skip to main content

Teoría del tiempo unificado.

Estoy seguro de que muchas veces has pensado en tu pasado, en las cosas que hiciste y de como te hubiera gustado cambiar algunos detalles. De que divagas por grandes momentos recreando en tu mente todo un universo alterno.

También y gracias a la madurez que has adquirido, ahora vez con claridad el porque de muchas cosas, le encuentras por fin un significado.

Aún te desesperan aquellas cosas que no entiendes. Sí eres lo suficientemente paciente sabes que llegado el momento entenderás el porque de lo que estas viviendo. Sí te dejas vencer por la desesperación, estarás volviéndote loco al no entender, reclamándole a Dios y a la vida.

Y de pronto te encuentras una vez más divagando en tu imaginación, deseando lo que aún no tienes, fantaseando con esa persona, con esa situación, la felicidad que te produciría que las cosas se dieran como tu quieres, que el mundo es fácil, que no hay dolor y que sencillamente tu ganas… y sonríes. En otros casos es más simple aún, sencillamente no quieres más cierta situación y lo único que vez es “libertad y calma”.

«»

Ya habrás notado que he hablado del pasado, presente, futuro y de las cosas que anhelamos nos sucedan de determinada manera.

¿Has pensado que pueda existir un plan para ti?, tu sabes…, un destino. Dónde tienes una misión, un camino predestinado a vivir y a cumplir. Quizás con algunos detalles de más o de menos respecto a las reglas del mismo, quizás no le llamas destino, sino designio de Dios.

Quizás crees que, hagas lo que hagas no puedes cambiar tu destino, o que al contrario, puedes cambiarlo.

Cualquiera que sea el caso podríamos divagar sobre mil formas distintas y modalidades de ese sentimiento de sentir que, las cosas pasan por alguna razón que no entendemos.

«»

Yo creo en algo un poquito distinto y se deriva de mis creencias respecto al ser humano.

Estamos tan acostumbrados a la idea de que el pasado, el presente y el futuro son cosas distintas, que uno pasó, uno pasa y otro pasará… que existen sólo en tus fantasías.

Vemos siempre al tiempo sólo en estos 3 estados.

Por otra parte, tendemos a creer en algo superior, como el destino, karma o Dios, algo que tiene el control  de lo que nos pasa y un plan para nosotros o bien a creer que nosotros tenemos el control y somos nosotros quienes elegimos el camino que recorremos.

De nuevo, el destino lo vemos solo en 2 estados. Con o sin control.

« Mi teoria se basa en la unificación. »

En lo que llamas “el futuro”, eres un ser completo, tienes tanta paz y felicidad como no puedes concebir ahora, eres luz y energia, estas cerca de Dios. Y tienes el control de tu vida.

Sabes exactamente por lo que has pasado, sabes todo lo que “en el pasado” sufriste y todo lo que de ello aprendiste.

Sabes muy bien que es lo que necesitas para sobrevivir y para madurar. Sabes que te conviene, sabes la clara diferencia entre lo que deseas y lo que necesitas.

Y la única meta de tu existencia es alcanzar ese grado de madurez espiritual, ser luz, energia y ser un humano completo.

Sabiendo todo esto, conoces exactamente por lo que tienes que pasar, sabes que tienes que ponerte a prueba para aprender. Por ejemplo; dejar ir a alguien.

Así que planeas todo; conoces a una persona, te enamoras locamente de ella y luego lo pierdes. En “tu presente” no comprendes porque se ha ido de tu lado, quieres morir, no puedes ver hacia adelante sin esa persona y llorar por días enteros sin consuelo, sin respuesta.

Como ser de luz; aunque te observas a ti mismo sufrir sabes que gracias a esa experiencia aprendiste lo necesario para lo que viene después, te estas entrenando, estas estudiando y preparándote.

Eres el maestro y el alumno.

El alumno terco, temperamental y retador como muchas veces ya lo has sido, el maestro paciente, firme, con una sonrisa y los brazos extendidos.

Existes en un solo estado, ayudándote sin que lo sepas, poniéndote a prueba a ti mismo, sin que lo entiendas. Porque existe un propósito que tu mismo conoces y que tu mismo ignoras.

Confía en ti mismo.

Confía en que nadie te ama tanto como tu mismo, nadie te protege como tu y que todo esta unido. Tienes un destino, si, pero tu lo elegiste.

Intenta no ser terco porque no tienes lo que quieres, hay una razón, intenta ponerte en contacto con tu ser de luz, aquel que te comprende y que jamás te dejara solo e intenta preguntarle ¿cuál es la razón?, ¿cuál es el propósito?.

Cómo vez, con esta teoría, la respuesta siempre ha estado dentro de ti.

Búscala y se uno.

Eirán

Camino a convertirme en el hombre que quiero ser. Asertivo, apasionado y perseverante. En busca del equilibrio entre razón y emoción. Astronauta y emprendedor.

6 comentarios en “Teoría del tiempo unificado.”

  1. Coincido con tu teoría, todo pasa en el aquí y en el ahora, y uno mismo elige qué camino tomar y qué consecuencias vivir, hay un ejemplo de esto, es una película de ciencia ficción y es un poco triste pero, en su versión original, demuestra perfecto que todos venimos con un plan y dependiendo las elecciones que tomemos es lo que viviremos,ahí presenta unas cuantas, pero esas elecciones son infinitas, sin embargo sólo vemos lo que decidimos vivir…la peli es “El efecto Mariposa” pero en su versión original….

  2. Somos diseñadoores de nuestra propia vida pero antes de ver nuestra propia gran creación terminada… tenemos que ver como muchos modelos se destruyen ante nuestros ojos y entonces los sueños y la realidad forman parte de ello… O algo así entiendo.

    1. No me refería exáctamente a eso, pero concuerdo con tu interpretación. Somos los arquitectos y los Dioses de nuestro propio camino del antes y el después. Sólo hay que confiar en nosotros mismos, pues al final somos quienes podemos sabotearemos o quienes nos daremos la fuerza necesaria para seguir adelante.

      El resto n__n te lo platico en el msn.

  3. Coincido contigo que la respuesta esta en nosotros mismos tener la capacidad de ser concientes de lo que nos pasa encontrar ese punto es una búsqueda que nos puede llevar toda una vida o morir en el intento ya que tenemos que ser objetivos y no dejarnos llevar por las interpretaciones o percepciones que en ocasiones nublan ese sentido, nos equivocaremos conciente o inconcientemente, pero sabremos que tenemos que arriesgarnos y que si nos equivocamos habremos aprendido de ello, lo importante como dices es encontrar ese equilibrio y vivir el ahora.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.