Skip to main content

Invictus

Fuera de la noche que me cubre,
Negra como el abismo de polo a polo,
Agradezco a cualquier dios que pudiera existir
Por mi alma inconquistable.

En las feroces garras de las circunstancias
Ni me he lamentado ni he dado gritos.

Bajo los golpes del azar
Mi cabeza sangra, pero no se inclina.

Más allá de este lugar de ira y lágrimas
Es inminente el horror de la sombra,
Y sin embargo la amenaza de los años
Me encuentra y me encontrará sin miedo.

No importa cuán estrecha sea la puerta,
Cuán cargada de castigos la sentencia.

Soy el amo de mi destino:
Soy el capitán de mi alma.

Poema “Invictus” de William Ernest Henley 1849 — 1903
Usado en la película del mismo nombre dirigida por Clint Eastwood, este poema es el tema central de la inspiración de Nelson Mandela.

 

Otro

Esta cuenta existe para artículos cuyo contenido pertenezcan a un autor ajeno a este blog o cuyo origen sea desconocido.

Una respuesta a “Invictus”

  1. Me encanta ese poema por que al final somos capitanes de nuestro barco y de nuestra alma, nosotros decidimos si vemos más allá de los barrotes de la prisión que pudiéramos tener, ver la luna y el amanecer de nuestros días o nuestras noches, ser amos de nuestro destino.
    Gracias por poner este poema en tu blog 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.