Skip to main content

Tengo algo que callarte.

Me avergüenza mi cama vacía,
las sábanas que escogiste,
el espacio que dejaste,
aquel plan frustrado de hacerte mía.

Me retumban los oídos de todas las veces que callé un Te Amo,
de todas las veces que lo prometimos,
que juramos y lo intentamos cuanto pudimos
y nos dejamos prisioneros entre fotos sin embargo.

Me acaricia la ironía,
solitario siempre de ajenas acompañado,
de querer verte en ellas, de osar intentarlo
y dejar ir tras la bofetada, tras la oportunidad perdida.

Me reclaman los sueños olvidados
que jóvenes quisimos  y que ahora mueren despacio,
me queman el brazo, donde tu cabeza justo dejó un espacio
como condena al perderte, por no tenerte a mi lado.


Eirán

Camino a convertirme en el hombre que quiero ser. Asertivo, apasionado y perseverante. En busca del equilibrio entre razón y emoción. Astronauta y emprendedor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.