Yo también,
quiero que la distancia sean dos puertas
las de tus ojos que se abren y cierran
para estar ahí cuando les amanezca.

Yo también,
quiero ser más que un recuerdo,
de una tarde de sábado en el pueblo
y estar presente por tus besos.

Yo también,
no quiero tener que partir,
que seas tú la causa de mi regreso
y a diario volver a ti.

Yo también,
quiero dormir en esas noches frías
arropado de brazos y de tu cálido pecho
hacerlo mi hogar todos los días.

Yo también,
quiero que extrañar ya no duela,
tener las palabras que precisen consuelo
y amarte hasta que ya no se pueda.

Yo también,
yo también te quiero.

Un comentario en “Yo también”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.