Se mía

Como decirlo,
sin volverme loco,
o sin parecerlo.

Como llamarte
desde un pensamiento constante,
que no me deja…

Que en cambio me llena,
me altera y condensa,
en un espesor dentro que desespera,
carente de un  figura
más allá que tu pensamiento. Continue reading

Y bien…

Bien, comenzaré a escribir nuevamente…

Hace muchos años, recibí como consejo, el que nunca dejará de escribir, sin embargo, lo hice. Porque mi percepción cambio, porque me sentí maduro, porque sentí que muchas de las cosas que tanto me habían costado en la adolescencia eran tonterías, y por tanto las había menospreciado. Entiendo que todo obedece una razón, y todo lo que me paso, era necesario para que así pudiese aprender una lección que me serviría para el resto de mi vida. Continue reading