Por “Ustedes”

Por ustedes;

Cuando todos aplaudieron y se escuchó los declaro marido y mujer”. Yo estaba pensando en un “…y vivieron felices para siempre”. Aunque en realidad la historia de sus vidas comenzaba ese día.

Comenzaba con la oportunidad que les brindaba la vida de pensar ahora en dos, caminar de la mano como una pareja hecha y derecha; con la bendición de sus amigos, de sus familias y claro, de Dios.

Continue reading

Sin embargo…

A pesar del duro esfuerzo diario por soportar e intentar pretender estar satisfecho o al menos conforme, a pesar de intentarlo sabiendo que no logro nada, sino al contrario, a  pesar que sabiendo qué tú crees que soy yo quien se aleja y yo creyendo que eres tú quien lo hace.

A pesar de tantos malentendidos y dispersiones de estos dos mundos ambiguos. En este momento sin embargo, en demasiados espacios de mi mente y más espacios de mi vida, de mi tiempo, de esta dulce agonía: te pienso. Me hundo en el pensamiento y en la fe de creer que piensas en mi y en que me quieres. Y aunque no como yo quisiera —a pesar de todo—, como alguna vez me quisiste. Como un día me besaste, me miraste y correspondí y te entregue miel y leche de mis labios, cuando destilamos amor.

No es melancolía, no lo es. Todo esto se resume en un segundo de mi vida, se resume en tu recuerdo, en suponer, en creer, en tener fe, en valorar que ese “segundo”, ese instante en que me quisiste y tuviste la delicadeza de no pensarlo, de dejarlo fluir y gozarlo. Pero sobre todas las cosas, ese instante en que tuviste la gentileza de compartirlo conmigo.

Te quiero, y mucho.

Y bien…

Bien, comenzaré a escribir nuevamente…

Hace muchos años, recibí como consejo, el que nunca dejará de escribir, sin embargo, lo hice. Porque mi percepción cambio, porque me sentí maduro, porque sentí que muchas de las cosas que tanto me habían costado en la adolescencia eran tonterías, y por tanto las había menospreciado. Entiendo que todo obedece una razón, y todo lo que me paso, era necesario para que así pudiese aprender una lección que me serviría para el resto de mi vida. Continue reading

Él

Él, se encuentra en una transición desde hace varios años, el constante análisis de las cosas, la investigación sobre su entorno, causas y consecuencias, casi una disección de sus sentidos, la introspección de sus sentimientos, la interminable búsqueda por encontrar algo perdido en su cerebro y este pesado mapa que ha dibujado de su propia psique.

Después de un largo camino en su adolecía, en el qué creé comprender la espiritualidad, qué siente a Dios, qué sabe que es superior en materia de estar en balance espiritualmente; aún sigue confundido. Su cuerpo cambió, sus pensamientos se vuelcan y muchas veces contradicen su voluntad. Él se siente en una lucha constante por ser dominante de su cuerpo, y el inconsciente —como le llama— es su rival declarado.

Está en una maravillosa, plena, dulce, interesante, magnifica y fascinante introspección por descubrirse mucho más allá que cualquier otro humano que allá conocido, quiere saberlo todo sobre sí mismo, quiere conocerse, decidir, tener el control total de su cuerpo. Muchas veces no acepta las dediciones de su inconsciente, aunque así mismo, termina aceptando que los dos, forman uno solo.

Sí, él está divido en consiente e inconsciente, y últimamente en cuerpo. En aceptar a un tercer participante que controla con hormonas, con necesidades, impulsos, latidos, calor, sed, en una palabra: con instinto.

Un país no gobernado, con conflictos y luchas internas, pero muy importante, un país con un objetivo, dónde desde hace años no se derrama una gota de sangre. Dónde desde hace años se busca la paz, se busca el amor, se busca un país vecino con quién compartirse.

Continue reading