Cada 28 días.

Cada 28 días.

Hace miles de años, en los inicios del hombre; cuando vivía en cavernas y comenzaba a formar castas, tribus y grupos sociales.

Los hombres teníamos una gran desventaja frente a las bestias de aquellos tiempos, dotadas de afiladas garras y colmillos, algunas enormes como los gigantescos mamuts y ciertamente carecíamos del preciso el olfato de los reptiles, la aguda vista o la velocidad de algunas especies.

Continue reading