Me gustas

Ah sí, además eres guapísima;
adoro platicar largo y tendido,
caminar por la calle sin prisas
y hacer tonterías contigo.

Amo gritar y dar vueltas a tu lado
tomarte entre mis brazos y bailar,
girar juntos hasta besarte en los labios
y creer que así nos podemos quedar.

Me encantan tus besos, tu cuerpo, tu todo;
las curvas precisas de tu ser hermoso.
Claro,  tus nalgas, tu aliento y tu modo
salvaje y único al coger delicioso.

Disfruto tanto la forma en que me miras
y sonríes y me contagias la sonrisa,
tus dientes que clavados en mi piel excitan,
conjunto de tu lengua recorriéndome la vida.

Me gustas con charlas incluidas,
nuestras noches convertidas en día,
nuestros juegos ocultos, nuestras huidas,
me gusta cuando gritas que eres mía.

—Eirán

¿Ya dije que la quiero?

¿Ya dije que la quiero?

Si ya lo he dicho; no importa. Sépalo de nuevo señorita mía, musa constante de mis días, usted, pretexto de mis alegrías. Si lo he dicho; calle le ruego y no diga más, no me responda sino es con su sonrisa. Sepa usted mujer hermosa, que me he quedado a vivir en sus pasos y que me he soñado sintiendo los dulces pétalos que son sus besos, ¡sépalo y sin tapujos de una vez!

Si ya lo he dicho; importa. Sepa que mi cariño no es un espontáneo admirador, le he sembrado la mirada desde hace rato y en cada charla le voy regando y dedicando tiempo a llenar con semillas el corazón. Esperando impaciente —le confieso— a que germinen mis orquídeas y florezcan de pasión.

Continue reading

Visceral: Te Quiero

Te quiero;
porque eres un aire fresco
e iluminas mis días;

porque eres sincero
y me llenas de caricias;

y aunque te hayas ido,
sigues estando conmigo

lo sé, ya no eres mío,
pero aún me tienes contigo

y quizás ya no me quieras
tonta de mí, que aún
te quiero.

 

Este “poemita” fué escrito como guión del vídeo participante en viernes de ilustración bajo el tema “visceral”. Gracias a @mayrayang por prestar su voz en la narración.

El fin del mundo

Mientras todos especulaban el fin de este mundo, yo construí un mundo sólo para ti y para mí.

Se llama “nosotros” y está hecho de sueños y deseos.

Sueños como los que tenemos cuando niños, como los que nos despierta un fuerte pensamiento, como los sueños con los que estaba construido aquél mundo que se les terminó un sábado por distraídos.

Continue reading