Trampa

Ya te habrás imaginado que esta carta es para ti y fue puesta aquí por si te daba curiosidad y bueno, no pudieras evitar leerla.

Quizás pienses que en ella habrás de toparte con la bipolaridad que me ha caracterizado estos días y en el tonto vaivén de irse en calma como marea y volver agitado con las olas. Tal vez supondrás que pretendo ser muy elocuente, escribiéndote cosas lindas; como cuanto vales o cuán importante eres para mí, que podría atacar tu lado salvaje y decir cuanto extraño tus besos, tus labios, tu piel de fuego sobre mí y sé que no descartas que hasta puedo abogar por tu lado tierno y hacerte pensar en todo lo vivido o en las planes por venir.

Continue reading